Cultivo y producción de Fruta del bosque

La fruta del bosque como frambuesas, arándanos, ribes, moras y ribes uva-crispa están caracterizadas por una elevada rusticidad, precisamente por qué se desarrollan generalmente en el subsuelo de las áreas boscosas: eso permite a esta tipología de fruta fresca de adaptarse a casi cualquier terreno, en ambientes de cultivos diferentes por clima y condiciones del suelo.
La naturaleza del suelo, a diferencia de otras tipologías de fruta fresca comercializadas en el mercado de frutas y hortalizas mundial, no es un límite al cultivo y a la producción de fruta del bosque; en particular el areal italiano y la dorsal de los apeninos, en alturas de media y alta colina, resultan ser territorios favorables tanto para las temperaturas como para la pluviosidad, aunque en general es sobre todo en el Norte de Europa que los cultivos de fruta del bosque, como arándanos, moras, ribes y frambuesas han tenido suceso.
En la fruta del bosque una instalación de riego es indispensable para compensar los déficit hídricos que se verifican en algunos momentos de la temporada: el agua, si está en presencia adecuada, asegura el crecimiento de las plantas en los primeros años de edad reduciendo las faltas y, en fase productiva, permite obtener mucho éxito con fruta de óptimo tamaño y calidad.
El sistema de regadío aconsejado y mayormente difundido en las instalaciones de fruta del bosque es lo de la microirrigación tanto para los contenidos costes de realización y de gestión, como para la posibilidad que ofrece de nutrir el terreno y las plantas con la técnica de la fertirrigación.
Adversidades naturales de la fruta del bosque en general son hongos patógenos, que recubren las hojas y los estolones de las plantas de frutas del bosque de un moho blancuzco o blanco-gris, y Botrytis Cinerea o moho gris, una podredumbre del fruto, que se desarolla mojando las flores o los frutos cuando la temperatura está superior a los 15 grados. Además hay los llamados fitofagos, es decir insectos y ácaros que golpean la entera planta y, además del daño directo, transmiten virosis. En todos estos casos hay que intervenir con desinfecciones acaricidas específicas o, en el caso se tratara de una producción de fruta del bosque en agricultura biológica, es posible contrastar estas adversidades con la lucha biológica.
No obstante la rusticidad de las especies de fruta del bosque, es de toda forma apropriado para el cultivo y la producción de fruta del bosque evitar instalaciones a alturas demasiado elevadas: en este caso se podrían verificar problemas en la maduración y mortandad de plantas para disminuciones térmicas excesivas, sobre todo en primavera, al despertar vegetativo. El límite máximo de altitud para las instalaciones de producción de este tipo de fruta fresca normalmente es de 800-1000 metros snm, aunque para los cultivos de fresa y frambuesa es posible llegar hasta los 1200-1500 metros s.l.m.
Siempre se recomienda elegir zonas bien expuestas, resguardadas de vientos fuertes y de heladas tardías, y además es necesario, para la producción de fruta del bosque, elegir oportunamente la localización de la implantación según la tipología de fruta del bosque que hay que plantar en el terreno, la preparación del terreno, la predisposición de la instalación de riego y de la estructura de apoyo cuando prevista.
La Federación Rusa es el principal productor de fruta del bosque, con más de 400.000 toneladas, seguida por Polonia, Estados Unidos, Canadá e Italia. En Europa los mayores productores de frutos minores son Polonia, Italia, Austria y Alemania, con una producción total superior a 350.000 toneladas.
Aunque la producción de la fruta del bosque esté más ligada a Países nórdicos, cómo Alemania, Holanda y Polonia, hoy día también en Italia el comercio de la fruta del bosque en el sector de frutas y hortalizas vive un momento de vitalidad: la superficie cultivada con fruta del bosque en Italia es de 350 ha apróximadamente (datos FAO 2009), con una producción específica de 1.800 t de frambuesas, 850 de ribes, 1.500 de arándanos y 92.000 de otras tipologías, entre las cuales prevalece la zarzamora; las importaciones de fruta del bosque italianas son apróximadamente 10.000 t, de las cuales 250 resultan ser exportaciones de fruta del bosque como producto fresco.
La producción de fruta del bosque, las importaciones de fruta del bosque y las exportaciones de fruta del bosque en los Países europeos han crecido a nivel global en todos los indicadores en la última década: en particular se ha participado a un notable desarrollo tanto del import como del export de la fruta del bosque en Países como Alemania, Holanda y Polonia, crecidos de manera más que proporcional con respeto a la producción; además, en estos Países de la Unión Europea la tentativa de mecanización de la cosecha de algunas especies de fruta del bosque (en particular con arándano, ribes, ribes uva-crispa) ha dado buenos éxitos desde el punto de vista comercial.

Zipmec Newsletter

Aceptar privacidad


Redes sociales Zipmec.com

Siguenos ya en las mejores redes sociales para quedarse siempre actualizado a las novedades de Zipmec