Melones: historia y orígenes

El melón es de probables orígenes africanas, aunque algunos estudiosos opinan provenga de Asia, y más precisamente de la antigua Persia. 
Este producto hortofrutícola empezó a ser exportado en la cuenca mediterránea por el pueblo egipcio a partir del V siglo a.C., y en Italia llegó en edad Cristiana en el I siglo d.C., como indicado en el libro "Naturalis Historia" escrito por Plinio.

El melón tuvo rápida difusión y se puso particularmente estimado durante el imperio Romano, aunque, de otra manera de cuánto hacemos hoy, en tiempos antiguos fue consumido como hortaliza en vez de como fruto (ejemplo condimentado con pimienta y sal y comido en ensalada).

El melón en la antigüedad fue considerado un símbolo de fertilidad, probablemente por la enorme cantidad de semillas que presenta a su interior. Ello además fue curiosamente asociado al concepto de tonto (un necio fue llamado melón y una tontería “mellonaggine”): según el lingüista, escritor y orientalista italiano Angelo de Gubernatis, estas creencias sobre el melón fueron debidas a lo grande fecundidad e incontrolada producción de este planta, opuesta en época antigua a la inteligencia.

Gran consumidor de este producto hortofrutícola fue Alexandre Dumas, escritor y dramaturgo francés del siglo XVII, el que estipuló hasta un contrato con la biblioteca de su ciudad, preguntando de hacer un cambio entre sus obras (acerca de 400 volúmenes) y una renta vitalicia de 12 melones al año, cosa que efectivamente ocurrió hasta el año de su muerte.

El melón fue por tanto un producto hortofrutícola abundantemente consumido y apreciado de muchos, aunque muchas fueron aquellas personas, la mayoria médicos, que sustentaron que el melón fuera nocivo, llegando hasta a imputar este fruto fresco para la muerte de cuatro emperadores y dos pontífices.
Otra mención negativa del melón hizo el naturalista romano Castore Durante (1529 -1590) el que citó el melón en su escrito del 1585 (Herbario nuevo), desaconsejando su empleo a quien sufría de molestias al aparato digestivo y a los diabéticos.

En Italia, y más precisamente a Trieste, desde el 1844 la columna de S.Justo acaba (sobre la parte alta) con una piedra representante un melón superado por una alabarda: estos símbolos han arraigado en la cultura italiana en cuánto el melón generalmente es formado por 13 gajos, cada uno de los cuales representante cada estirpe de la nobleza triestina, mientras la alabarda, según lo que es transmitido por tradición, parece sea caída por el cielo el día del martirio del copatrono de Trieste, S.Sergio.

Los melones son por lo tanto una tipología de fruta fresca presente desde siempre sobre el mercado hortofrutícola mundial, además de ser un fruto fresco muy estimado del consumidor pasado y moderno.
En el sector hortofrutícola mundial son producidas innumerables variedades diferentes de melones, numerosas son hoy las empresas productoras de melones, las empresas certificadas por la producción de melones, las empresas productoras de melones biológicos, las empresas que cuidan de comercio de melones, los distribuidores de melones, los importadores de melones, los exportadores de melones y los mayoristas de melones: el selecto varietal tan amplio tiene tan notablemente incrementado la competencia entre los Países en el mundo (pertenecientes a la Unión Europea y no) por la producción de melones y el comercio de melones.

Zipmec Newsletter

Aceptar privacidad


Redes sociales Zipmec.com

Siguenos ya en las mejores redes sociales para quedarse siempre actualizado a las novedades de Zipmec