Ensalada biológica

Hacer agricultura biológica significa desarrollar una producción de verduras, una producción de hortalizas o una producción de frutas teniendo el máximo cuidado con los recursos naturales, para conservar el entorno y la salud del consumidor.

Como todas las variedades hortofrutícolas más comercializadas entre ellas las ensaladas actuales, son producidas hortofrutícolas de ancho consumo, son valoradas por el punto de vista biológico, en virtud del posible control parasitario con los productos fitosanitarios a disposición; la agricultura biológica y con esta la producción de ensalada biológica, entran cada vez más en la conciencia del consumidor, ya que se trata sobre todo de una agricultura de prevención que trabaja en la mejora de la fertilidad del terreno, para contener, reducir o eliminar los problemas de cultivo. Cada vez son más los productores de ensalada biológica, importadores de ensalada biológica, exportadores de ensalada biológica, mayoristas de ensalada biológica y distribuidores de ensalada biológica que han acogido los métodos y los valores propios de la agricultura biológica.

La empresa agrícola es el lugar donde el proceso biológico inicia y dónde los productos hortofrutícolas biológicos como la verdura fresca, la fruta fresca y las hortalizas frescas, toman vida.

No sólo las empresas agrícolas biológicas dependen de la naturaleza para producir cultivos biológicos y criar animales: ellas mismas son parte de la naturaleza. Los productores biológicos en efecto, trabajan de la mejor manera sus habilidades para producir en el entorno que los rodea usando sistemas de producción lo más parecido posible a lo que ocurriría espontáneamente en naturaleza. Ellos trabajan inspirándose en el concepto del ciclo cerrado de la naturaleza. Por ejemplo, el empleo de abonos animales y otros agentes de origen orgánico como los fertilizantes ayudan a crear un terreno fértil que resiste a la erosión y la pérdida de nutrimentos y agua. Además, los input como estiércol y pienso, para minimizar la necesidad de utilizar los exteriores, deberían ser producidos en la misma empresa agrícola en que son usados, o en las empresas agrícolas colindantes.

Los campesinos también deben cuidar todos los procesos de transformación de los productos hortofrutícolas los cuales tienen que poseer determinados requisitos para que así los productos obtengan logo y certificación biológica europea. El nuevo reglamento europeo sobre la agricultura biológica incluye la transformación de ingredientes para la parte de origen agrícola, el uso de ingredientes que no vienen de agricultura biológica solo si autorizados por parte de la Comisión o de los Estados Miembros, el recurso a un número muy limitado de aditivos y coadyuvantes de elaboración, que son autorizados, en determinadas condiciones, de la Comisión europea, la prohibición del empleo de aromas y colorantes y la garantía que los ingredientes biológicos y no biológicos sean conservados, manejados y trabajados separándolos en cada fase productiva.

La pregunta de hoy en día sobre los productos biológicos en Europa, y en modo particular la pregunta de ensalada biológica, es mayor que la oferta: eso significa que los ciudadanos europeos a menudo necesitan tener la posibilidad de comprar comidas y bebidas importadas si quieren comprar biológico; cada vez más, entonces, intervienen en Europa otros países que importan productos hortofrutícolas biológicos, como por ejemplo el café biológico importado por Brasil, el kiwi biológico importado por Nueva Zelanda, el arroz biológico importado por Tailandia, los plátanos biológicos importados por Costa Rica, el té biológico importado por la India, etc.

Además hoy se asiste a una mayor difusión de la producción de productos hortofrutícolas biológicos en toda Europa: en el incremento de producción de ensalada biológica también han contribuido la bajada de los precios provocada por el aumento de las empresas productoras de ensalada biológica, las contribuciones Cee para la agricultura biológica y una completa red de distribuciones de la ensalada biológica.

En Italia, el sector biológico cuenta con cerca de 20.000 empresas agrícolas y empresas hortofrutícolas que trabajan sobre más de 300.000 hectáreas, con una facturación anual de cerca de 920 mil millones de euro, (datos de 2010). La mayoría de los productos hortofrutícolas biológicos italianos vienen de empresas agrícolas del sur de Italia, pero son fines trabajados, transformados y comercializados sobre todo sobre el mercado hortofrutícola nacional del Norte.

Actualmente no existe en Italia una actividad específica para mejorar la genética de variedades hortofrutícolas del cultivo de ensalada con métodos de producción biológica. Con la falta de listas de recomendación variadas de la parte biológica, se puede hacer referencia a aquellas relativas a métodos de producción integrada, efectuando una ultra elección en función de las características agronómicas y mercadotécnicas, la elevada productividad, la resistencia a la inducción floral, color, brillo, etc., también a la rusticidad, a la tolerancia o a la resistencia de la fetopatía (peronospora,afidios, virus).
Una mención particular debe ser puesta en la resistencia variable respecto a los afidios, adversidad, particularmente temibles no sólo por la agricultura biológica sino también por la agricultura integrada.

La densidad de instalación según la variedad de ensalada destinadas a la agricultura biológica debe ser definida teniendo en cuenta su notable influencia sobre las condiciones microclimáticas y sobre la sensibilidad de las plantas de ensalada con problemas bióticas o antibióticas.
La gran amplitud de las setas de instalación adoptada por la producción de ensalada procedente de agricultura biológica con respecto de aquella integrada (por la lechuga Capucha aproximadamente de 36 centímetros entre las filas y de 30 centímetros sobre la fila) tiene el objetivo de permitir un mejor arrendamiento del cultivo de ensalada y permitir un acceso más fácil a los campos por parte del productor de ensalada biológica o por el labrador de ensalada biológica para efectuar las operaciones necesarias de eliminación mecánica de los infectos (deshierbe y aporque).
Se instalan demasiados alquileres o demasiados radios en la producción de ensalada en agricultura biológica son cosa que hay que evitar, ya que pueden influir negativamente tanto sobre la gestión del cultivo (fertilización, intervenciones de control de las herbazas y los parásitos, etc.), como sobre la productividad y la calidad del producto biológico.

Zipmec Newsletter

Aceptar privacidad


Redes sociales Zipmec.com

Siguenos ya en las mejores redes sociales para quedarse siempre actualizado a las novedades de Zipmec