La Ensalada de invernadero

Hoy en día la tendencia a preguntar sobre el mercado hortofrutícola internacional está orientada hacia la producción de hortaliza fresca y hacia la producción de hortalizas de calidad; los campesinos y las empresas hortofrutícolas pueden contestar a esta pregunta con dos respuestas: ofrecer aquella calidad solicitada por el mercado hortofrutícola elevando la producción y la productividad de los mismos productos hortofrutícolas.
Estas dos exigencias se pueden verificar mediante la utilización de los cultivos de verduras y hortalizas en un entorno protegido: la tecnología, en efecto, pone hoy a disposición conocimientos e instrumentos que permiten el control casi total de las condiciones culturales para conseguir producciones de verduras frescas, de hortalizas y de ensaladas adecuadas a la pregunta del mercado hortofrutícola.
Actualmente, cultivar verduras u hortalizas frescas ya no es sinónimo de buena época: el cultivo de invernadero de hecho puede ampliar la estación de siembra y cosecha a todo el año, invierno incluido. Las hortalizas labradas de invernadero tienen costes sin otros superiores a aquellos labrados en tierra llena, pero presenta notables ventajas: permiten igualmente ahorrar dinero, resultan formas como de calidad superior, dimensiones y colores porque las condiciones de crecimiento son más controladas y no hacen falta pesticidas y antiparasitarios; además el período de colección de cada hortofrutícola viene notablemente extensa, incluida la ensalada y sus innumerables variedades.
El cultivo de ensalada en invernadero ha empezado a expandirse dentro del sector hortofrutícola, sobre todo europeo: los invernaderos en forma de túnel, es decir se sostienen hierros revestidos por paños de plástico, calentados o no calentados. Ello permite hacer crecer ensaladas y hortalizas bajas en tiempos récord, protegiendo al mismo tiempo los cultivos del frío y del calor, garantizando aireación de los cultivos gracias a un paño pinchado.

Generalmente el cultivo de ensalada en invernadero se produce en los meses invernales, mientras que en primavera cede el sitio a otros productos hortofrutícolas como los tomates y los pimientos.
En Italia en el 2002 se han destinado al cultivo de ensalada en invernadero 3.456 hectáreas de terreno, que han provisto una producción total de 113.873 toneladas de ensalada y una producción recogida de 110.480 toneladas.
El clima, aunque no el único, es indudablemente un factor muy fuerte que toma influencia de los costes de producción de ensalada y producción de hortalizas cerca de los productores agrícolas y las empresas hortofrutícolas: el cultivo de ensalada en invernadero (como de otros productos hortofrutícolas) resulta por lo tanto una óptima solución para remediar esta dificultad, dando tal instalación la posibilidad al empresario agrícola o al productor de ensalada de controlar las temperaturas.
La situación actual de los invernaderos en el ámbito europeo lleva a considerar la exigencia de mejoría de las estructuras productivas hacia los sistemas de gestión y control del clima.

Las técnicas de producción en entorno protegido (invernadero) se alejan de manera marcada por aquellas técnicas típicas del campo lleno, en cuánto en invernadero el entorno puede ser modificado para maximizar la productividad del cultivo.

En Europa central y septentrional la tendencia predominante es hacia un control total del invernadero para alcanzar la producción potencial del cultivo. Por consiguiente, la evolución de los invernaderos ha hecho paralelamente la aparición de sistemas en tecnología avanzada (climatización computadorizada, hidropónica a ciclo cerrado, robótica).
Por el contrario, en los Países de clima mediterráneo, la presencia difusa de invernaderos caracterizada por estructuras ligeras ha provocado el desarrollo de técnicos cultivadores que favorecen la adaptación del cultivo a un entorno sub-optimal y sólo parcialmente controlado. En estas áreas, ya que hay un menor control del entorno cerrado, el cultivo en si desempeña un papel predominante sobre el microclima en cuanto se define en virtud de sus cambios gaseosos.
En el ámbito de los medios empleados por la protección de los cultivos de ensalada en invernadero de las adversidades climáticas, el invernadero representa el término más elevado, en cuánto ofrece la mayor posibilidad de aislar las plantas de ensalada del entorno externo ya que permite practicar el condicionamiento más o menos completo del clima en su interior: últimamente, en el constante trabajo de búsqueda y experimentación por una mejora de la productividad de los cultivos en invernadero, las aplicaciones fotovoltaicas por ejemplo han cobrado mucho éxito, permitiéndoles a numerosos empresarios agrícolas, productores de ensalada y empresas hortofrutícolas seguir el desarrollo de algunos productos hortofrutícolas, el cual desprende la producción de ensalada, utilizando soluciones ingenieras industriales innovadoras a aquellas de la instalación fotovoltaica.
Siempre en el ámbito del control del clima y las temperaturas dentro de los cultivos de ensalada en invernadero, se incluyen las instalaciones fotovoltaicas, otros instrumentos útiles como son las instalaciones de calefacción (radiadores) arotermas, generadores de aire caliente, estufas a gas, etc., el empleo de cercado, útiles para reducir las pérdidas de calor por dirección o transmisión por las paredes en el caso de veinte fríos, instalaciones por el control de la humedad y por fin instalaciones por el control de la iluminación de los cultivos de ensalada producidas en invernadero.
En el caso del cultivo de la ensalada, las variedades principalmente difundidas por la producción de ensalada en invernadero son:

  • ENSALADA BATAVIA FUNSONG: variedad de lechugas gentílica de invernadero por colecciones otoñales, invernales y de principio de primavera. Se trata de una planta de ensalada plástica, rústica y notablemente productiva también en condiciones de frío y poca luz. Presenta un cogollo elegante, abierto y de color verde brillante. Fondo cerrado con corazón muy pequeño. Esta variedad de ensalada tiene una resistencia elevada a la adversidad y a los parásitos. Apta con el mercado hortofrutícola fresco.
  • ENSALADA BATAVIA CANASTA: variedad de lechuga batavia aptas para colecciones primaverales, veraniegas y otoñales en pleno campo y por colecciones invernales en invernadero. Se trata de una planta de ensalada muy productiva, con una hojas amplias y a menudo y un cogollo de color verde intenso con bordature rojos, del gusto dulce y crujiente. Apta con el mercado hortofrutícola fresco.
  • ENSALADA CAPUCHA BAGLIN: Lechuga capucha de invernadero por colecciones invernales. Se trata de una planta de ensalada de peso excelente y de volumen elevado, con una postura ordenada y elegante que permite una uniformidad al momento del corte. Presenta un cogollo semilla-abierto, de un bonito color verde intenso y con óptima rendición del corazón. Apta para el mercado hortofrutícola fresco y a las producciones de ensalada cuarta gama.
  • ENSALADA DE LECHUGA ROMANA SELE: variedad de lechuga romana en invernadero, recogidas en otoño. Se trata de una planta de ensalada de postura erguida, ordenada y elegante. Presenta una hoja bollosa, rústica y crujiente de color verde brillante. Tiene un cogollo compacto y pesado con fondo amplio y bien cerrado. Apta para el mercado hortofrutícola fresco.
  • ENSALADA DE LECHUGA ROMANA PRESIDENCIAL: variedad de lechuga romanas de colección primaveral, de principio verano y otoñal de campo lleno y de colecciones primaverales y otoñales en invernadero. Se trata de una planta de ensalada de postura ordenada y elegante, con una notable uniformidad en el momento del corte. Presenta una hoja rústica, bollosa y de color verde brillante. Tiene un cogollo abierto y pesado, lleno interiormente y voluminoso. Esta variedad de ensalada tiene una resistencia elevada a la adversidad y a los parásitos. Apta para el mercado hortofrutícola fresco.
  • ENSALADA DE LECHUGA ROMANA VOLTURNO: variedad de lechuga romana de invernadero de colecciones invernales. Se trata de una planta de ensalada de postura erguida, ordenada y elegante. Presenta una hoja casi lisa y aterciopelada, de color verde claro. Tiene un cogollo compacto con fondo amplio y bien cerrado. Apta para el mercado hortofrutícola fresco.
  • ENSALADA DE LECHUGA ROMANA SIVNA (LS8865): variedad de lechuga romana típica de la tradición meridional italiana, apta en colecciones tardo-otoñales, de principio de invierno y primaverales en campo lleno y en colecciones invernales de invernadero. Tiene una elevada productividad y una buena finca de maduración. Se trata de una planta de ensalada de postura absorvente con hojas rústicas y de color verde oscuro. Tiene un cogollo muy pesado y voluminoso, con un corazón de semilla-abierto y lleno interiormente. Apta para el mercado hortofrutícola fresco.

Zipmec Newsletter

Aceptar privacidad


Redes sociales Zipmec.com

Siguenos ya en las mejores redes sociales para quedarse siempre actualizado a las novedades de Zipmec